Archivo de la etiqueta: Primera revolución industrial

Las innovaciones tecnológicas en las Revoluciones Industriales

El diario EL PAÍS, en su suplemento Negocios, acaba de publicar un excelente eje cronológico que muestra las innovaciones tecnológicas producidas en cada una de las tres revoluciones industriales ocurridas desde el siglo XVIII hasta hoy.

Captura de pantalla 2014-10-19 a las 17.25.50

 Fuente: EL PAÍS, 19/10/2014

Deja un comentario

Archivado bajo Historia Contemporánea

Imperio, comercio e industrialización algodonera en Gran Bretaña

Entre los factores que favorecieron la Revolución Industrial inglesa estaba la posesión de un importante imperio. En efecto, Gran Bretaña había ido creando desde el siglo XVIII las bases de un gran imperio colonial -el más importante del siglo XIX y principios del XX-. Entre las ventajas que entrañaba el dominio de las colonias estaba que el gobierno británico podía establecer las reglas comerciales más beneficiosas para sus intereses; por ello favoreció que las colonias se dedicasen a la producción de materias primas -algodón en la India y después en Egipto- mientras que la metrópoli se centraba en la producción de tejidos a partir de esas materias primas.  El algodón norteamericano también se exportaba a Gran Bretaña para seguir el mismo proceso.
La producción de tejidos no solamente se dirigía al mercado inglés sino también a los de las colonias, lo cual implicaba controlar un amplio mercado en el que los industriales británicos no tenían competencia pues podían prohibir, como hicieron, las importaciones de productos textiles hindúes (indianas).

Imperio colonial inglés a principios del s. XIX

Exportación de algodón a Gran Bretaña (en libras)

1 libra: 453,5 g.

Es interesante lo que dice el historiador inglés Eric J. Hobsbawm al respecto: 

 La manufactura del algodón fue un típico producto secundario derivado de la dinámica corriente de comercio internacional, sobre todo colonial, sin la que, como hemos visto, la Revolución industrial no puede explicarse. El algodón en bruto que se usó en Europa
mezclado con lino para producir una versión más económica de aquel tejido (el fustán) era casi enteramente colonial. La única industria de algodón puro conocida por Europa a principios del siglo XVIII era la de la India, cuyos productos (indianas o calicoes) vendían
las compañías de comercio con Oriente en el extranjero y en  su mercado nacional, donde debían enfrentarse con la oposición de los manufactureros de la lana, el lino y la seda. La industria lanera inglesa logró que en 1700 se prohibiera su importación, consiguiendo 
así accidentalmente para los futuros manufactureros nacionales del algodón una suerte de vía libre en el mercado interior. Sin embargo, éstos estaban aún demasiado atrasados para abastecerlo, aunque la primera forma de la moderna industria algodonera, la estampación de indianas, se estableciera como sustitución parcial para las importaciones en varios países europeos. Los modestos manufactureros locales se establecieron en la zona interior de los grandes puertos coloniales y del comercio de esclavos, Bristol, Glasgow y Liverpool, aunque finalmente la nueva industria se asentó en las cercanías de esta última ciudad. Esta industria fabricó un sustitutivo para la lana, el lino o las medias de seda, con destino al mercado interior, mientras destinaba al exterior, en grandes cantidades, una alternativa a los superiores productos indios, sobre todo cuando las guerras u otras crisis desconectaban temporalmente el suministro indio a los mercados exteriores. Hasta el año 1770 más del 90 por ciento de las exportaciones británicas de algodón fueron a los mercados coloniales, especialmente a África. La notabilísima expansión de las exportaciones a partir de 1750 dio su ímpetu a esta industria: entre entonces y 1770 las exportaciones de algodón se multiplicaron por diez.

Eric J. Hobsbawm: Industria e Imperio. Barcelona, 2001. 

Deja un comentario

Archivado bajo Historia Contemporánea

La máquina de vapor de Watt

Video explicativo del funcionamiento de la máquina de vapor de Watt, elemento fundamental para la  industrialización. Su aplicación facilitó la maquinización de los procesos de trabajo en las fábricas.

Fuente: YouTube

Deja un comentario

Archivado bajo Historia Contemporánea

Las clases sociales en la industrialización

La industrialización no solamente produjo cambios económicos, también transformó toda la estructura social típica del Antiguo Régimen. El nacimiento y el privilegio dejaron de marcar la clasificación social y la riqueza se convirtió en el elemento de jerarquización de los grupos sociales. En el siguiente mapa conceptual puedes contemplar una síntesis de la organización social durante y después de la Revolución Industrial.

 

Deja un comentario

Archivado bajo Historia Contemporánea

La Revolución Industrial desde el siglo XXI

A veces las circunstancias de la actualidad nos tiran una mano en nuestras tareas docentes al suministrarnos elementos o materiales que facilitan la comprensión de determinados fenómenos históricos; esto es lo que ha ocurrido con la ceremonia inaugural de los Juegos Olímpicos de Londres de este año.
Esta ceremonia nos ha aportado una interesante, lúdica y sintetizada versión del proceso industrializador inglés. Es este, sin duda, no solamente uno de los emblemas históricos del país, sino también un modelo de cómo una sociedad rural se transforma en otra industrial.
Podemos ver, al principio de la misma, la plasmación de ese proceso de transformación; un cambio que duró décadas se nos describe en algo más de diez minutos. Se inicia en los bucólicos campos ingleses, donde los campesinos trabajan, juegan y se divierten; surgen pronto los burgueses que rápidamente impulsan la creación de fábricas, destruyendo el mundo rural y agrícola. Los campesinos se transforman en obreros industriales, tiznados y mal vestidos. Tangencialmente aparecen otros fenómenos históricos británicos como el movimiento sufragista o la alusión a las Guerras Mundiales.
La secuencia seleccionada permite acercar a nuestro alumnado a la comprensión visual de un cambio histórico: el fenómeno de la industrialización, y ello con un lenguaje visual atractivo y una banda sonora excelente. Podemos aprovechar la ocasión también para subrayar el valor de la historia, para demostrar que es un conocimiento vivo, como han hecho los británicos de esta forma tan original. Creemos que puede ser un excelente documento introductorio al tema de la Revolución Industrial.

Fuente: BBC Sport

1 comentario

Archivado bajo Historia Contemporánea