Archivo de la etiqueta: Imperialismo

El contexto del largo plazo histórico en los inicios de la Primera Guerra Mundial

El siguiente mapa conceptual pretende situar los principales elementos que explican el contexto histórico mundial en los años inmediatamente anteriores a 1914, fecha del desencadenamiento del conflicto. No se trata de establecer las causas de la guerra sino comprender cuáles eran las fuerzas y tendencias que impulsaban las acciones de los actores históricos.

Contexto Primera Guerra Mun

Deja un comentario

Archivado bajo Historia Contemporánea

La segunda Revolución Industrial y el Imperialismo

En esta entrada puedes trabajar la presentación sobre la segunda Revolución Industrial y el imperialismo.

Deja un comentario

Archivado bajo Historia Contemporánea

Consecuencias del imperialismo

En el siguiente mapa conceptual pretendemos explicar las principales consecuencias del imperialismo de finales del siglo XIX y principios del XX. Pero debemos añadir dos puntualizaciones:

  • El declive colonial europeo comenzó tras la Iª Guerra Mundial tanto por la situación militar y económica en la que quedaron las naciones europeas tras el conflicto como por la aparición de otros centros imperialistas nuevos: Estados Unidos y Japón. Y aunque es cierto que Estados Unidos no siguió el modelo imperialista europeo de ocupación militar, también es verdad que definió un espacio propio de hegemonía económica y política, sustentado, cuando fue necesario, en la fuerza militar: nos estamos refiriendo a América Latina y el Pacífico.
  • La relación económica desigual que se estableció en el período colonial es la principal causa histórica del subdesarrollo, pero no es la única. Influyeron también otros factores como la incompetencia y corrupción de las élites dirigentes, los incesantes conflictos bélicos, etc.

Deja un comentario

Archivado bajo Historia Contemporánea

Imperio, comercio e industrialización algodonera en Gran Bretaña

Entre los factores que favorecieron la Revolución Industrial inglesa estaba la posesión de un importante imperio. En efecto, Gran Bretaña había ido creando desde el siglo XVIII las bases de un gran imperio colonial -el más importante del siglo XIX y principios del XX-. Entre las ventajas que entrañaba el dominio de las colonias estaba que el gobierno británico podía establecer las reglas comerciales más beneficiosas para sus intereses; por ello favoreció que las colonias se dedicasen a la producción de materias primas -algodón en la India y después en Egipto- mientras que la metrópoli se centraba en la producción de tejidos a partir de esas materias primas.  El algodón norteamericano también se exportaba a Gran Bretaña para seguir el mismo proceso.
La producción de tejidos no solamente se dirigía al mercado inglés sino también a los de las colonias, lo cual implicaba controlar un amplio mercado en el que los industriales británicos no tenían competencia pues podían prohibir, como hicieron, las importaciones de productos textiles hindúes (indianas).

Imperio colonial inglés a principios del s. XIX

Exportación de algodón a Gran Bretaña (en libras)

1 libra: 453,5 g.

Es interesante lo que dice el historiador inglés Eric J. Hobsbawm al respecto: 

 La manufactura del algodón fue un típico producto secundario derivado de la dinámica corriente de comercio internacional, sobre todo colonial, sin la que, como hemos visto, la Revolución industrial no puede explicarse. El algodón en bruto que se usó en Europa
mezclado con lino para producir una versión más económica de aquel tejido (el fustán) era casi enteramente colonial. La única industria de algodón puro conocida por Europa a principios del siglo XVIII era la de la India, cuyos productos (indianas o calicoes) vendían
las compañías de comercio con Oriente en el extranjero y en  su mercado nacional, donde debían enfrentarse con la oposición de los manufactureros de la lana, el lino y la seda. La industria lanera inglesa logró que en 1700 se prohibiera su importación, consiguiendo 
así accidentalmente para los futuros manufactureros nacionales del algodón una suerte de vía libre en el mercado interior. Sin embargo, éstos estaban aún demasiado atrasados para abastecerlo, aunque la primera forma de la moderna industria algodonera, la estampación de indianas, se estableciera como sustitución parcial para las importaciones en varios países europeos. Los modestos manufactureros locales se establecieron en la zona interior de los grandes puertos coloniales y del comercio de esclavos, Bristol, Glasgow y Liverpool, aunque finalmente la nueva industria se asentó en las cercanías de esta última ciudad. Esta industria fabricó un sustitutivo para la lana, el lino o las medias de seda, con destino al mercado interior, mientras destinaba al exterior, en grandes cantidades, una alternativa a los superiores productos indios, sobre todo cuando las guerras u otras crisis desconectaban temporalmente el suministro indio a los mercados exteriores. Hasta el año 1770 más del 90 por ciento de las exportaciones británicas de algodón fueron a los mercados coloniales, especialmente a África. La notabilísima expansión de las exportaciones a partir de 1750 dio su ímpetu a esta industria: entre entonces y 1770 las exportaciones de algodón se multiplicaron por diez.

Eric J. Hobsbawm: Industria e Imperio. Barcelona, 2001. 

Deja un comentario

Archivado bajo Historia Contemporánea

Los restos del imperio español

Fuente: EL PAÍS, 09/09/2012

Sin duda alguna España fue la primera potencia mundial durante el siglo XVI y parte del XVII. A partir de la segunda mitad de esa centúria  y durante el siglo XVIII pasó a ser una potencia de segundo orden en el panorama internacional. Esa situación cambió radicalment con la pérdida de las colonias americanas a principios del XIX. Pasó entonces a ser una segundona, ya no en el panorama internacional sino simplemente en el panorama europeo.
Los únicos restos coloniales que, en el XIX, permanecían en manos españolas eran Guinea (la futura Guinea Eucatorial), la franja litoral del Sahara Occidental, Cuba, Puerto Rico, Filipinas, algunos archipélagos en el Pacífico y las ciudades y peñones de la costa marroquí. Una insignificancia que se agravó con la pérdida en 1898 de Cuba, Puerto Rico, Filipinas y los archipiélagos del Pacífico (ver entrada: http://jomroshe.blogspot.com.es/2012/08/el-final-del-imperio-espanol-de-ultramar.html).
Como forma de resarcirse y de volver a aumentar la gloria imperial perdida, los gobiernos de principios del siglo XX centraron su interés en Marruecos, ampliando la zona controlada por España (ver entradas sobre Sidi Ifni y sobre Annual en el blog). La mayor parte de esos territorios fueron perdiéndose a partir de la independencia de Marruecos (1956) y de la entrega del Sahara Español al rey alauita en 1975. Desde ese momento los restos del imperio español se circunscriben a las ciudades de Ceuta y Melilla, de amplio e histórico poblamiento español, y a numerosos peñones e islas situados a lo largo de la costa marroquí y que actualmente carecen de cualquier valor estratégico o económico, conservando exclusivamente un activo simbólico.
Recientemente los periodistas Mónica Ceberio, Ignacio Cembrero y Miguel González han publicado en el diario EL PAÍS un interesante artículo titulado Los cascotes del imperio  que hace un análisis sobre estas posesiones españolas en el norte de África. Merece la pena conocer la historia de estos territorios hoy españoles.

Deja un comentario

Archivado bajo Historia de España

El final del imperio español de ultramar

En el Tratado de París (1898) España, derrotada en la guerra hispano-estadounidense, cedió a los Estados Unidos, entonces una potencia emergente, Cuba, Puerto Rico, Filipinas y la isla de Guam. Un año después, en 1899, España entregó a Alemania los últimos retazos de su imperio en el Pacífico: las islas Carolinas, las Marianas (excepto Guam) y las Palaos. Con ello, España liquidaba los restos de su antiguo imperio colonial. ¿Pero sabéis donde se sitúan estos territorios?, para que los podáis localizar aquí tenéis estos mapas.

 

 

 

Fuente de la imagen superior: www.segunlospadresloshijos.com/…/ tag/historia/

Deja un comentario

Archivado bajo Historia de España

La Semana Trágica y la batalla del Barranco del Lobo

La Semana Trágica (verano, 1909) supuso la primera crisis importante del reinado de Alfonso XIII y la caída del gobierno conservador de Maura. En el agravamiento de dicha crisis tuvo mucho que ver la difusión de las noticas de la derrota militar que las tropas españolas sufrieron en el Barranco del Lobo, dentro del contexto de la guerra del Rif. En este breve video podéis acceder a un relato de esos acontecimientos.

Fuente: YouTube

Deja un comentario

Archivado bajo Historia de España